BKOh! Album Review and Track By Track: LP1 by Joss Stone


Esta semana se pone a la venta el más reciente álbum de la interprete Joss Stone. Un material cargado de grandes interpretaciones, la naturalidad y el sentimiento conforman una galería de composiciones ingeniosas y sorprendentes. Barkooh le da ocho de diez puntos.

A continuación la revisión de cada uno de los Tracks que conforman este álbum:

“Newborn”

Una canción con fuerza al extremo, deja en evidencia las cualidades vocales de Joss Stone. Recuerda mucho a interpretes del estilo de Jenniffer Hudson. un gran comienzo para este álbum, anticipa grandes piezas y se disfruta, sobre todo.

“Karma”

Una pieza más seductora, desde el inicio, las dinámicas interpretativas van conjugándose en una mezcla que desemboca en un estribillo cargado de poder y potencial. Golpes de la percusión, perfectamente sincronizada con la voz de Stone, invitan, al menos, a mover la cabeza al compás de una pista espectacular…

“Don’t Start Lying to Me Now”

Siempre con la voz como arma principal para cautivar, ahora con un tanto de piano y más ritmo de banda, esta pista se construye por partes: de lo suave a lo intenso y de vuelta, un giro total de eventos que permiten al oyente detenerse a disfrutar sin posibilidad alguna de anticipar nada. Definitivamente la producción más ingeniosa hasta ahora.

“Last One to Know”

Suena a balada desde el comienzo. Un constante golpe de tambores al fondo y la voz brillando, siempre al frente, generan una especie de ambiente que va creciendo, abrumador por momentos, distorsionado, pero no erróneo, más bien intencional. No es brillante como las pistas anteriores, probablemente, la naturalidad, realidad y crudeza de la composición sean las más fuertes virtudes de esta pista…

“Drive All Night”

Otra balada, mucho más marcada que cualquiera en este álbum. Un trabajo elaborado en el fondo y los coros. Una vez más la voz de Stone llena cualquier espacio y condensa toda su textura en matices y dinámicas que permiten imaginársela interpretando la canción en vivo, a pesar de ser una grabación. Su capacidad de interpretar es envidiable…

“Cry Myself to Sleep”

Un cautivante comienzo el de esta canción, mucho potencial de convertirse en un clásico. Algunas de las notas más altas que podremos escuchar de Stone están en esta pista. Una aparente vulnerabilidad que no termina de desvestirse por completo, pero que conmueve. Los coros llegan a molestar, un poco nada más, probablemente una producción más cuidadosa hubiese cargado de incalculable calidad a esta pieza que, ya de por si, es muy buena…

“Somehow”

Al dejar de lado las baladas intensas, una canción más bien Pop Rock aparece. Bastante común en el principio, pero a los pocos segundos una pausa de percusiones sorprende y la convierte en divertida y disfrutable, no podía hacer falta la melancólica melodía del piano, presente en casi todos los tracks. Merece insistencia, el toque de la pausa con percusión, al estilo coutry rock, da el gancho único que hace de esta una gran canción, posible sencillo.

“Landlord”

Parece que se acerca otra balada, pero no es así, es más bien una versión acústica. Se agradece una pieza de este estilo, sin tanta producción, la guitarra fuerte y tenaz marca toda la canción y, sorprendentemente, se mantiene al nivel de la voz de Stone, ambas fuertes pero nunca tratando de opacarse. Hay naturalidad en este track, los detalles que evidencian pocos arreglos de producción, intencionales o no, son esencia y no error. Una pieza más del gusto del artista que de la discográfica, para serse fiel a sí mismos…

“Boat Yard”

De vuelta al romanticismo, una canción que suena a balada, de esas que entristecen, pero que hacia la mitad cambia y se convierte en otra balada, de esas que dan fuerza. El ir y venir entre lo pausado melancólico y lo fuerte audaz es previsible. Esta es una canción que se queda atrás después de algunas genialidades compositivas presentes en este álbum; Sin embargo, eso no significa que no tenga el potencial de cualquier pista de su estilo, nunca se sabe en estos días de la industria musical. Al menos parece ser muy real…

“Take Good Care”

La interpretación poco habitual es el enganche de esta canción. Entre pausas, Stone intenta transmitir una composición sentida y emocional. Su característica capacidad de matizar queda una vez más de manifiesto. La pieza más corta y la más inusual…Casi un interlude.

“Cutting the Breeze”

Y llega el cierre. Una canción disfrutable, divertida y con mucho potencial. Bien producida y con un ingenioso, aunque ya visto, estribillo que marca partes jugando con la composición musical, las letras y las dinámicas vocales tan particulares de Stone. Un final fuerte, para un álbum fuerte, que invita a volverlo a escuchar completo… A la tercera vez ya pueden obviar las canciones que no les gusten.

Definitivamente un trabajo que aspira a seguir los pasos de producciones como el más reciente álbum de Adele, “21”, claro, muy al estilo de Stone, natural, real… Sensual, cautivador, conmovedor y tenaz. Con mucho carácter y actitud, interpretaciones y composiciones magnificas que recuerdan mucho a las de grandes artistas de la música afroamericana y del pop rock.

En conclusión un álbum que hay que conseguir y mantener para ocasiones que lo ameriten, en Barkooh no tenemos duda que los seguidores de Joss Stone quedarán complacidos y que el mundo entero le pondrá atención a este nuevo trabajo. Estaremos pendientes de lo que suceda, los dejamos con tres de las pistas de este material.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s