“Symphony Soldier” es el nuevo álbum de The Cab


Es interesante como, cuando de música se trata, cualquier casualidad es la excusa perfecta para descubrir una gran canción. Mientras revisaba las novedades, en blogs y tiendas de música, un día, no hace mucho, me topé con la portada de un álbum que de inmediato robó mi atención por completo.

 

La imagen principal era la fotografía de un aparato extraño, una fusión entre un Contrabajo acústico y una especie de fusil de guerra, pintados de negro sobre un fondo blanco, la envidia de cualquier amante de las metáforas. Un artefacto extraño pero impresionante e increíble. Mi pasión por el diseño y la publicidad hicieron que aquella imagen no pasara desapercibida en absoluto, “tengo que tener ese álbum”, me dije a mi mismo, ganándome más la impresión por la imagen que por la música, he de aceptarlo.

En aquel momento no escuché una sola pieza de las muestras de 30 segundos que se ofrecían de las canciones incluidas en el disco, pero si escribí en un pedazo de papel el nombre de la banda, The Cab; y el del álbum, “Symphony Soldier”, hasta entonces comprendí el porqué de la portada y, al leer la etiqueta de música Rock, pude solo imaginarme qué tipo de música me esperaba. No puedo creer lo equivocado que estuve.

La oportunidad de obtener el ansiado álbum llegó hasta unos días más tarde, cuando, como suele suceder, había dejado de ser una novedad. Para mí seguía siéndolo, y mucho más que antes. Mi primera impresión, sobre los 45 minutos y medio que me esperaban, seguía siendo la misma, dejándome llevar por la portada y el género, menospreciando las sorpresivas vueltas que la música ofrece y de las que nunca me canso de ser víctima.

En lugar de los tintes metaleros que estaba dispuesto a escuchar, se presentaron ante mis incrédulos oídos una selección de 12 canciones de títulos tan variados como la gama de sonidos y dinámicas que las componían. Realmente me sorprendí. Nada podía estar más lejos de aquella primera imagen que me hice de la música del álbum debut del nuevo The Cab.

Cada pista es una sorpresa, todas son muy buenas. “Symphony Soldier” es una joya escondida en los catálogos del Rock. Con canciones simplemente perfectas como “Lovesick Fool” y su misticismo de principio a fin, probablemente el mejor track del disco; o “Bad”, que es una de esas canciones de las que resulta imposible no encariñarse y que despiertan la necesidad de convertirlas en parte del soundtrack de la propia vida.

“Angel With a Shotgun”, indiscutiblemente una de las mejores canciones del disco,  tiene ese inicio al estilo épico para dar comienzo que merece la perfecta fusión del perfecto álbum Pop-Rock, esa fusión entre lo mejor de ambos géneros es lo que convierte a este álbum en una pieza maestra. Los monarcas del pop se unen a algunas bandas noventeras en “Temporary Bliss”, coros y guitarras; Pop y Rock por todas partes. Sencillamente una genialidad, debo insistir.

“Endlessly” aporta el toque melódico y melancólico que no debía hacer falta en una producción como esta. “Animal”, “Intoxicated” y “La La” suenan a Maroon 5. Eso es probablemente lo que más me gusta de esta banda, su música es lo suficientemente Pop para ingeniar melodías con futuro en la industria comercial, junto a lo necesario del Rock para construir piezas fuertes y potenciales más allá del sintetizador y el estribillo.

Hacia el cierre, “Her Love Is My Religion° es más contemporánea, una clase de hibrido que nos lleva de las piezas más “light” hacia unas más construidas en el evidente Rock, pero que no se entregan por completo a él. “Another Me” es la primera de esa selección, más estructurada y con presencia más marcada de instrumentos como la guitarra y la batería, la diferencia es notable de inmediato.

“Grow Up and Be Kids” tiene un trasfondo de “Blues” y “Soul”, perceptible por momentos únicamente. También se enfoca más en el Rock, la construcción es más ingeniosa y dinámica, a pesar de que tiende a ser repetitiva.

Ya la había mencionado, pero vale la pena hacerlo una vez más. “Lovesick Fool” es lo más Rock que encontraremos en este álbum, en cuanto a la composición y construcción musical se refiere. Recuerda a Incubus. Definitivamente una obra maestra, mi preferida sin duda. El misticismo de su interpretación es lo que la hace tan atrayente. Esas pausas de piano y voz son simplemente insuperables entre el resto de canciones del disco.

Y llegamos al cierre, “Living Louder”, al estilo Simple Plan, incluso, Fall Out Boy. Un cierre adecuado, más no perfecto ni indicado, para las dimensiones de calidad musical que acabos de escuchar. No es el mejor álbum de la historia, nunca he dicho eso, pero si es un material que, en su género, debería destacar pues no hay muchos que realmente lo hagan bien. Insisto, una obra maestra. Bien por The Cab…

 

Anuncios

Un comentario en ““Symphony Soldier” es el nuevo álbum de The Cab”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s